Qué condiciones puede ayudar la reflexología?

Los reflexólogos no pueden diagnosticar, recetar ni curar, aunque usamos habilidades diagnósticas. Sin embargo, la reflexología ayuda a muchas personas con una gran variedad de enfermedades y condiciones. Nuestros cuerpos y sistemas siempre se benefician del re-equilibrio. Algunas de las situaciones en las que la reflexología puede ayudar son:

  • Acné
  • Alergias
  • Ansiedad y ataques de pánico
  • Artritis
  • Asma
  • Depresión
  • Diabetes
  • Dolor de cabeza y migrañas
  • Eczema
  • Fatiga
  • Fertilidad y embarazo
  • Infecciones de oído
  • Inflamación (edema de pierna, tobillo o pie)
  • Insomnio
  • Lesiones deportivas
  • Neuropatía periférica
  • Problemas de la columna, traumatismo cervical, (dolor o rigidez) dolor lumbar crónico y ciática
  • Problemas hormonales (síndrome premenstrual, menopausia, de tiroides)
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Síndrome de intestino irritable y trastornos digestivos y estreñimiento
  • Sinusitis
  • Tensión arterial (alta o baja)
  • Trastornos relacionados con el estrés